Asesoría compasiva Defensa ferviente

group photo of attorneys and staff
Group photo of staff at Law Offices Of Smith & White PLLC

Asesoría compasiva
Defensa ferviente

  1. Home
  2.  – 
  3. Inicio
  4.  – Acusaciones por manejar bajo la influencia

Defensa desde todos los ángulos contra una acusación por DUI

Algunas personas piensan que es el fin en cuanto ven esas luces rojas en el camino y tienen una prueba de alcoholímetro que arroja un resultado de .08. Simplemente, ese no es el caso. El Estado de Washington tiene reglas estrictas en lo relacionado con cargos por manejar bajo la influencia (DUI, por sus siglas en inglés) y multas severas. Sin embargo, los agentes del orden público deben seguir protocolos específicos y su evidencia no es tan científica o tan intocable como la gente cree.

Si usted fue arrestado en el área de Tacoma por manejar bajo la influencia, The Law Offices of Smith & White, PLLC, puede ayudarle. Durante más de 40 años de experiencia colectiva, nuestros abogados de defensa penal han manejado miles de casos de personas acusadas de manejar en estado de ebriedad. Analizaremos cada faceta, desde que le pidieron detenerse y orillarse en su vehículo hasta el posterior arresto, todo para encontrar algún error que la policía haya cometido, como si violaron sus derechos o el caso en el que la fiscalía no pueda cumplir con la carga de la prueba correspondiente. Nuestro enfoque detallado e implacable nos ha llevado a obtener desestimaciones, absoluciones y otros resultados favorables en defensas para casos de DUI.

Representación cualificada en cada escenario de un DUI

Si es su primera ofensa, o si ya tiene un cargo por DUI en sus antecedentes, nuestros abogados están preparados para defenderlo. Nuestra experiencia cubre toda la gama de cargos por DUI, como:

  • DUI de primera vez
  • Delitos reincidentes (el mismo delito cometido más de una vez)
  • DUI en grado de delito mayor con factores agravantes
  • DUI en menores de edad
  • Rechazo a realizarse la prueba de alcoholemia (consentimiento implícito)
  • DUI en control físico de un vehículo (auto estacionado)
  • Accidentes debido a DUI que causaron lesiones o la muerte
  • Conducir bajo la influencia de las drogas

Sanciones y consecuencias colaterales de un DUI

Las consecuencias de una convicción por manejar en estado de ebriedad se manifiestan muy rápidamente en su vida y tienen un efecto muy a largo plazo. Puede afectar su libertad, finanzas, oportunidades laborales y su privilegio de conducir.

Primera ofensa: Mínimo un día y máximo 364 días en prisión, pago de multas y costos judiciales, evaluación o tratamiento sobre el uso de alcohol y la suspensión de su licencia por 90 días. Si el contenido de alcohol en su sangre es de .15 o superior, utilizará durante un año un dispositivo de bloqueo de encendido de su vehículo.

Segunda ofensa (en un periodo de siete años): Mínimo 30 días de prisión hasta un año, más 60 días de reclusión domiciliaria, multas, revocación de su licencia durante dos años, instalación del dispositivo de bloqueo de encendido por dos años, tratamiento de educación sobre el uso del alcohol o drogas y libertad condicional durante cinco años.

Tercera ofensa: Mínimo 90 días hasta un año de prisión más 120 días de vigilancia domiciliaria, multas, revocación de su licencia durante tres años, instalación en su vehículo del dispositivo de bloqueo de encendido, tratamiento obligatorio y cinco años de libertad condicional.

Cuatro o más ofensas (en 10 años): Delito mayor Clase C castigado con uno a cinco años de prisión, revocación permanente de su licencia y uso obligatorio del dispositivo de bloqueo de encendido por cuatro años.

El cargo más común por DUI es considerado un delito menor, pero se eleva a delito mayor si tiene tres o más DUIs anteriores o factores agravantes como tener a un niño en el auto o haber provocado un accidente. Después de una convicción por DUI, es probable que se requiera que usted compre un (muy caro) seguro de auto. Además, un delito por DUI no puede ser eliminado de sus antecedentes penales; estará ahí para siempre. Por todas estas razones es que usted necesita buscar inmediatamente el apoyo de un abogado de defensa de DUI.

DUI en menores de edad (cero tolerancia)

Un conductor menor de 21 años, que es la edad legal para consumir alcohol, estará sujeto a la Ley de Cero Tolerancia de Washington. De acuerdo con esta ley, si el límite legal de alcohol en la sangre (o BAC) es de .08, un conductor menor de edad estará sujeto a un umbral menor, es decir, de .02 (básicamente cualquier tipo de alcohol en su sangre). La sanción es la suspensión de la licencia durante un periodo de 90 días y hasta 90 días en prisión.

Un DUI cometido por un menor de edad se considera como un delito menor (en lugar de un delito menor grave), y no contará como antecedente de DUI si la persona involucrada fuera arrestada por manejar bajo la influencia cuando tenga más de 21 años de edad.

Conducir bajo la influencia de las drogas

A pesar de que en el Estado de Washington se ha despenalizado la marihuana, aún es ilegal manejar bajo la influencia de esta sustancia o de cualquier otra droga. Si se pide a una persona que se orille bajo sospecha de conducir en estado inconveniente, y si se descarta que sea a causa del consumo de alcohol, el oficial pedirá la asistencia de un experto en reconocimiento de drogas (DRE, por sus siglas en inglés) para realizar pruebas y así detectar sustancia tóxicas en el conductor. El límite legal es de 5 nanogramos de THC en su sangre. Incluso si usted no fumó marihuana ese día, aun así, se le podría acusar de DUI.

Las sanciones son las mismas que por un DUI por alcohol: hasta un año de prisión, hasta $5,000 en multas, evaluación o tratamiento sobre el uso de drogas y la revocación de la licencia durante 90 días. La ley aplica a cualquier droga ilegal o medicamento con receta afecte su habilidad para conducir.

Accidentes por DUI

Una persona que causa un accidente mientras se encuentra bajo la influencia del alcohol o de las drogas enfrenta problemas legales serios. Si nadie resulta lesionado, es probable que se acuse a dicha persona de haber conducido temerariamente en grado de delito menor. Sin embargo, si un pasajero, peatón u ocupante del otro vehículo resulta herido, la acusación puede ser de agresión vehicular en grado de delito mayor con una sanción de hasta 10 años en prisión y un máximo de $20,000 como multa. Si alguien pierde la vida, entonces se eleva a homicidio vehicular, que es un delito mayor con un mínimo de 15 meses en prisión hasta cadena perpetua, y una multa de hasta $50,000. También se considera como delito mayor dejar la escena del accidente causado por DUI o por chocar mientras se lleva como pasajero a un niño menor de 16 años.

Consentimiento implícito (rechazo a la prueba de alcoholemia por aliento)

La ley dice que, como condición para obtener su licencia de conducir en Washington, usted está de acuerdo en realizarse una prueba de drogas o alcohol en caso de que usted sea detenido en el camino y resulte arrestado por sospecha de manejar bajo la influencia. Si rechaza someterse a la prueba de aliento, esto resultará en una suspensión automática de su licencia por mínimo un año. Adicionalmente, por rechazar dicha prueba de aliento, usted puede ser culpado por DUI, aunque así será más difícil que la fiscalía pruebe su caso.

Suspensión de licencia y dispositivo de bloqueo de encendido

Muchas personas no se dan cuenta de que la suspensión de su licencia es un hecho independiente del procedimiento penal. A partir de la fecha del arresto, usted tiene 20 días para pedir al Departamento de Licencias de Washington una audiencia administrativa para impugnar u oponerse a la suspensión de su licencia. Por lo regular, esta audiencia se realiza por teléfono. Nuestros abogados pueden ayudarle a cuestionar si el oficial tenía sospecha razonable para detener su vehículo, causa probable para arrestarlo o si hicieron de su conocimiento o advirtieron sobre el consentimiento implícito. Por tanto, es posible que usted pueda conservar su licencia sin importar el resultado de su caso penal.

Si su licencia fue suspendida, Washington no le entregará una licencia restringida o “permiso de trabajo”. Esto puede convertirse en una gran dificultad si no puede conducir a la escuela, a su lugar de trabajo o para realizar sus labores domésticas. Sin embargo, en un DUI de primera vez, es posible que usted pueda manejar después de que se le haya instalado en su vehículo un dispositivo de bloqueo de encendido, el cual a su vez está equipado con un dispositivo para realizar pruebas de aliento y que evitarán que su auto encienda en caso de que detecte alcohol en su aliento. En los casos de ofensas de segunda vez o DUI agravado, el uso de este dispositivo es obligatorio durante el periodo de suspensión o revocación.

Agotamos sus defensas contra un DUI

Nuestros abogados han defendido literalmente a miles de residentes locales acusados por manejar bajo la influencia. Examinamos cada detalle para encontrar oportunidades y así poder desestimar sus cargos o defenderlo en juicio.

¿El oficial tenía una sospecha razonable para pedirle que se orillara en el camino? ¿Tuvieron causas probable para detenerlo? ¿Le leyeron sus derechos Miranda o el estatuto sobre consentimiento implícito? ¿Le realizaron adecuadamente pruebas en la carretera y una prueba de aliento oficiales manteniendo la integridad de dicha evidencia?

Acerca de las pruebas de sobriedad de campo

Las pruebas que le realizan en plena carretera no están diseñadas para probar su inocencia, sino para darle a la policía más evidencia en contra de usted. En cuanto un oficial le pida que se detenga y orille en el camino, lo mejor es no compartir información sobre drogas o alcohol que posiblemente haya consumido. Después de compartir la información obligatoria, como la de su licencia y registro, pregunte al oficial si puede irse. Si la respuesta es no, pida a un abogado.

Es posible que el oficial le pida realizar “pruebas de sobriedad” como caminar y girar, pararse en una sola pierna y que le aplique la prueba de nistagmo horizontal (la prueba de seguir la pluma con la mirada). Existen varias razones por las que esta prueba es injusta o inexacta por factores como el viento o la lluvia, el paso del tránsito, un terreno a desnivel, la ropa que la persona lleva puesta, una discapacidad o que el individuo padezca de una condición que le impide mantener el equilibrio. El testimonio resultante de una prueba de sobriedad es admisible en la corte, pero un buen abogado puede desafiar las conclusiones del oficial.

Usted no está obligado a realizar pruebas de sobriedad, lo que incluye pruebas inadmisibles o no aceptadas como decir el alfabeto al revés. Incluso si usted “supera” la prueba, de todas maneras, el policía podría arrestarlo, ¿por qué entonces darles más armas en su contra? Tampoco es necesario que usted acepte soplar en el alcoholímetro portátil; de hecho, estos dispositivos portátiles son mucho menos exactos que el alcoholímetro oficial que tienen en la estación de policía, y es por esta razón que la lectura que arroje el alcoholímetro portátil no es admisible en la corte.

Cuestionar la prueba de aliento

Es posible poner en duda los resultados de una prueba de alcoholímetro con la ayuda de un abogado veterano. La prueba de aliento mide el porcentaje de etanol en su sangre, y el resultado será un número que refleje lo que la prueba haya determinado como su nivel de alcohol en la sangre (BAC, por sus siglas en inglés).

Washington tiene un límite legal de .08 de BAC definido al momento en el que usted conduce o tiene control físico de su vehículo automotriz. En un principio, la prueba aparenta ser bastante científica y objetiva, e incluso podría pensar que ayudará a eliminar cualquier duda. El problema con este supuesto es que la prueba no es necesariamente objetiva o científica, pues no es necesariamente confiable. ¿El acusado estuvo en observación constante por 15 minutos antes de la prueba? ¿La máquina en la que se realizó la prueba estaba calibrada? ¿Usted contuvo la respiración o exhaló de manera parcial antes de soplar a la máquina? ¿El alcoholímetro leyó otra sustancia como alcohol?

Mientras más problemas puedan encontrar nuestros abogados con la prueba del alcoholímetro, es más probable que el fiscal ofrezca una declaración negociada favorable para resolver su caso, o incluso que pueda desestimar el caso completamente.

Confíe en abogados de DUI con experiencia

Si usted fue arrestado por DUI en Washington, actúe inmediatamente para proteger sus derechos. Muchas cosas podrían salir mal con un arresto por DUI como para simplemente declararse culpable y aceptar que se le apliquen castigos severos que cambiarán su vida, y que usted no merece.

Puede contactarnos las 24 horas del día, los siete días de la semana. Responderemos rápidamente a sus correos y mensajes enviados durante la noche, además de que damos una consulta experta. Llame a nuestro despacho de Tacoma al 253-363-8662 o contáctenos en línea. Hablamos español.